Fundamentos del futbol sala

Vamos a hablar de los fundamentos de este deporte de equipo tan apasionante, empezando por los aspectos generales tales como las dimensiones del campo o el tiempo de juego.

Aspectos generales del futbol sala

Una pista de futsal “oficial” debería tener un tamaño de 40 metros de largo, por 20 metros de ancho aproximadamente. La realidad es muy distinta pero esas son las medidas oficiales, al final los jugadores nos adaptamos a lo que haya, si bien hay campos bastante más grandes así como también a veces toca jugar en lugares diminutos sin apenas espacios.

En lo que respecta a la duración de un partido, oficialmente son 40 minutos en total, divididos en dos tiempos de veinte minutos cada uno. Además, se para el  cronómetro cada vez que el balón no está en juego, de manera que los partidos se pueden alargar bastante si por ejemplo hay muchas faltas, o el balón sale fuera a menudo.

En un partido entre aficionados normalmente sabes cuando empiezas pero no cuando acabas, lo normal es que si has reservado una pista, al cabo de una hora te “echen”, pero si estas jugando al aire libre en alguna pista municipal/gratuita, te puedes tirar la tarde jugando hasta que te canses.

Fundamentos técnicos del juego de fútbol sala

Los Pases

La parte básica del juego, al ser un deporte de equipo, es fundamental pasar el balón a un compañero. Puedes pasarle la pelota adelantada para que corra al espacio, o al pie si no hay hueco. También se la puedes pasar a la cabeza para que tire o al pecho para que controle y tire, en función de donde se encuentre, pero lo normal es pasarle la pelota al pie.

La recepción del pase

Obviamente si tu das un pase, alguien tiene que recibirlo, y ser capaz de controlar la pelota para bien hacer otro pase, disparar, regatear, etc. Suena más fácil de lo que en realidad puede ser ya que no es lo mismo recibir un balón dirigido a nuestro pie si estamos quietos y sin nadie alrededor que recibirlo y controlarlo mientras estamos en carrera y rodeados de jugadores del equipo rival. También es más complicado recibir un balón alto y controlarlo con la cabeza o el pecho para bajarlo al pie que controlar con el pie. En general la técnica consiste en amortiguar el “choque” de la pelota con nuestro cuerpo lo máximo posible para que se quede donde está y no se aleje de nuestro radio de control.

Los Disparos a Portería

Cuando un jugador se encuentra a una distancia relativamente cercana de la portería del equipo contrario, no es extraño optar por efectuar un tiro a portería. Para esto hay muchas técnicas y tipos de disparo, tales como tirar de puntera, con el empeine, a colocar, a media altura, rasa, alta, etc. La idea básica es engañar al portero y/o tirar hacia donde haya más hueco o donde no este bien cubierto y haya espacio para marcar gol.

La Conducción del balón

Cuando tenemos la pelota controlada con los pies siempre está la opción de avanzar con el balón controlado, idealmente hacia el campo contrario, pero normalmente el rival no te va a dejar avanzar mucho sin entrar a presionarte para intentarte quitar la bola, en cuyo caso tendrás que optar por intentar irte por velocidad, regatear o fintar, o bien pasar la pelota a un compañero.

Los regates, las fintas y los dribles

Idealmente si nos encontramos en apuros lo mejor es pasar la pelota a un compañero que se encuentre en una mejor posición pero a veces, por circunstancias del juego no tenemos a nadie cerca, o simplemente queremos optar por este recurso para sorprender al rival y tener una opción de marcar gol. Básicamente esto consiste en hacernos valer de nuestra técnica y habilidad con el balón para realizar alguna acción que despiste a nuestro marcador o defensa rival y nos permita seguir avanzando dejándolo atrás. Normalmente es muy arriesgado hacer un a finta o un drible porque corremos el riesgo de perder la pelota por mucho que seamos superiores técnicamente al jugador oponente, por eso no es nada recomendable intentar un regate si nos encontramos en nuestro campo y somos el último defensor, ya que si perdemos la pelota en esa posición, el rival tiene una clara ocasión de marcar. La situación ideal para intentar driblar o regatear es cuando estamos de cara a la portería rival y sólo necesitamos un poco de espacio o tiempo para armar el disparo.

A grandes rasgos estas son las claves y los fundamentos del juego, esperamos te sirvan de ayuda y no dudes en contactarnos para cualquier aclaración.

Nos vemos en la cancha!

Fundamentos del futbol sala
4.8 (96.67%) 6 votos